Formas de Implantes Mamarios: Redondas VS Anatómicas. Parte 2

Implantes mamarios redondos:

Ésta es la más común y elegida dentro de las formas de implante, cuando se trata de aumento de mamas. El implante de prótesis redondo, se parece a una esfera comprimida y posee diferentes proyecciones, que es la distancia entre pared torácica (las costillas), hasta el extremo de los senos (los pezones).

Los implantes de perfil esférico o “redondo” son aquellos en los que el punto de máxima proyección (PMP) está exactamente en el centro del implante visto lateralmente, es decir, justo en la mitad de su altura de base. Vienen en varios tipos, variando la proyección. La distancia entre la base del implante y el PMP se denomina directamente como “proyección”. Los implantes mamarios de alta proyección, logran un alcance que normalmente necesitaría implantes mamarios que tuvieran bases más grandes y más volumen.

Los implantes de perfi redondo, son aquellos en los que el PMP está exactamente en el centro del implante visto lateralmente.
Los implantes de perfil redondo, son aquellos en los que el PMP está exactamente en el centro del implante visto lateralmente.

Las mujeres que desean tener más plenitud en la parte superior de los pechos probablemente considerarán que el implante redondo es una mejor opción. Los pacientes que eligen los implantes redondos lo hacen por el levantamiento, escisión y plenitud que dan al seno. Por otro lado, algunos pacientes sienten que los implantes redondos se ven demasiado artificiales, y eligen el implante en forma de lágrima porque creen que parece más natural.

Dado que el implante es redondo, es simétrico y la rotación del implante no es un problema. El implante puede ser elegido con una superficie texturada o lisa, y tiende a costar menos que el implante anatómico. Si quieres saber más sobre superficies de implantes mamarios redondos, puedes ver éste artículo de productos Natrelle, de Allergan.

 

<< PÁGINA ANTERIOR – SIGUIENTE PÁGINA >>