Antes y después de la mamoplastía

Siempre es preferible entender bien de qué se trata una mamoplastía o aumento mamario. Saber cómo les ha ido a otras mujeres tras haber aumentado sus mamas y luego poder proyectar en una misma como quedarían un buen par de prótesis, es la mejor manera de entrar en contexto. Aunque tengas testimonios de personas conocidas, también es aconsejable saber de otras experiencias para que puedas tener una mejor expectativa y sepas que es lo que quieres y lo que no quieres para ti.

Lleva imágenes de los “antes y después” que sean de tu agrado, a la consulta con tu cirujano.
Lleva imágenes de los “antes y después” que sean de tu agrado, a la consulta con tu cirujano.

Lleva imágenes de los “antes y después” que sean de tu agrado, a la consulta con tu cirujano

Lleva a la consulta imágenes que ilustren ejemplos de bustos que encuentres atractivos e ideales para ti. Habla con tu cirujano acerca de tus preferencias con respecto al tamaño del busto que deseas tener y lo que te gusta de esos ejemplares y se lo más específica como sea posible. Esto ayudará a tu cirujano a tener una mejor idea de lo que quieres​ y, lo que es más importante, si es viable. Debes entender que esto se trata de un proceso de adaptación y todo lleva su tiempo. Si eres de esas mujeres que quieren planificar en detalle su aumento mamario, deberías considerar las consecuencias del cambio físico y tener fe en que todo saldrá bien, siempre y cuando acudas a un buen cirujano, tengas buena predisposición y elijas buenos implantes mamarios de calidad. Si quieres saber más sobre implantes mamarios de calidad, recomendamos que veas éste artículo sobre los nuevos implantes mamarios de Natrelle.

Dudas y otros pensamientos luego de someterse a la cirugía

En algún momento en las semanas posteriores a tu aumento mamario, es probable que te mires al espejo y pienses: “¿Debería haber hecho esto?” o “¿Me veo natural o real con mis nuevas mamas?” Incluso si amas tus resultados y sabes que has tomado la decisión correcta, vas a experimentar fugaces dudas. La realidad es que esto le sucede a casi todo el mundo después de la cirugía estética. Ten en cuenta que has hecho grandes cambios en el cuerpo que has tenido toda tu vida, literalmente de la noche a la mañana. Cambiar la forma de una parte del cuerpo, incluso para mejor, es un gran paso y despertarse con una nueva forma del busto se sentirá extraño por un tiempo, te lo aseguro. También es posible que a veces te sientas increíblemente espectacular y sexy, a niveles que jamás hayas experimentado!