El procedimiento quirúrgico. Parte 1

¿Tienes una idea de cómo será tu operación de aumento mamario? ¿Quieres saber en detalle el “paso a paso”? Pues entonces continúa leyendo! En este apartado te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre el procedimiento en sí! Por empezar, el aumento mamario tarda generalmente entre una y dos horas en realizarse por completo. Hasta cierto punto, la cantidad de tiempo necesario dependerá de cómo y dónde se esté colocando tu implante. También varía según el tipo de implante que se haya escogido, pues por ejemplo, no sería lo mismo manipular un implante de solución salina Arion y un implante Natrelle INSPIRA cohesivo, ya que sus consistencias son completamente diferentes y por ende requieren procedimientos y tiempos diferentes!

El aumento mamario tarda generalmente entre una y dos horas en realizarse por completo.
El aumento mamario tarda generalmente entre una y dos horas en realizarse por completo.

Anestesia

En la mayoría de los casos, la cirugía se realiza con el paciente bajo anestesia general. El anestesiólogo usará sedantes por vía intravenosa o por inhalación para ponerte a dormir y mantenerte sedado hasta que la cirugía esté completa. No podrás oír, ver ni sentir nada de lo que esté ocurriendo durante la operación. Una vez que la cirugía esté finalizada, te quitarán del estado de la anestesia y probablemente te sientas aturdida y cansada por algún rato luego.

Sería una buena idea tener a alguien en quien confíes,​ para que cuide de ti durante este período. Algunas personas experimentan efectos secundarios con la anestesia, como dolor de garganta, dolor de cabeza, mareos, náuseas, vómitos, temblores o dolor muscular. Estos efectos son temporales y desaparecen en la medida que la anestesia deje tu sistema. Si ya has tenido alguna reacción a la anestesia en el pasado, comunícaselo a tu médico durante la consulta. Algunos cirujanos utilizan una combinación de anestesia local y un “sedante consciente” para mantener al paciente despierto pero relajado durante la cirugía. Esto no es muy común, pero puede ser una opción para los pacientes que prefieren no estar bajo anestesia general.

 

SIGUIENTE PÁGINA >>