Texturas y coberturas de las prótesis mamarias. Parte 1

La selección de la cobertura de los implantes es uno de los aspectos más importantes en el aumento de mamas, estando íntimamente relacionado con el plano anatómico de colocación en cada técnica quirúrgica. La cobertura es un aspecto muy determinante en la integración de los implantes mamarios, con el tejido vivo de la paciente. Las investigaciones e innovaciones en la fabricación de implantes, se han concentrado en la texturización de los mismos ya que de ella suelen depender la mayoría de los problemas y complicaciones más relevantes de la mamoplastía de aumento.

Básicamente, los implantes mamarios pueden ser lisos o texturados. La superficie texturizada es áspera, dándole a la superficie la cualidad de adhesión al roce, como el papel de lija fino. La superficie lisa es elegante e invariable, tiene una cobertura suave alrededor.

Básicamente, los implantes mamarios pueden ser lisos o texturados.
Básicamente, los implantes mamarios pueden ser lisos o texturados.

Cada uno de estos diferentes tipos de superficies tienen beneficios e inconvenientes individuales y deben ser cuidadosamente considerados al decidir qué implante es el adecuado para ti.

 

Implantes mamarios lisos:

La mayoría de cirugías de aumento de senos utilizan implantes mamarios lisos, que pueden moverse sin fricción una vez que se colocan dentro del “bolsillo del seno” (lugar de colocación del implante). Estos implantes normalmente tienen una capa más delgada y más blanda que sus contrapartes texturadas. Un ejemplo de implantes lisos son las prótesis Natrelle INSPIRA o los Round HSC de Sientra. En comparación con los implantes texturizados, tienden a tener una vida útil más larga, generalmente cuestan menos y son menos propensos a ondularse. Por otro lado muchos profesionales creen que los implantes texturizados tienen un menor riesgo de contractura capsular; sin embargo, no hay evidencia definitiva para afirmar esto y hay desacuerdo entre los cirujanos sobre este punto, pues muchos cirujanos creen que la colocación de implantes lisos debajo del músculo ayuda a reducir el riesgo de contractura capsular.

 

SIGUIENTE PÁGINA >>